lunes, 10 de septiembre de 2012

Posted by Víctor on 10.9.12 No comments



A.- INGREDIENTES:
  • 1/2 dorada  
  • 1/2 lubina
  • 2 dientes de ajo
  • cayena (guindilla)
  • perejil fresco
  • patatas
  • 1/2 limón
  • 1 vaso de vino blanco (se toma como referencia para la medida los vasos de vino)
  • aceite
  • pimienta negra molida
B.- PASO A PASO:

1- Pelamos y cortamos las patatas con un espesor máximo aproximadamente de 0,5 cm (no muy gruesas), y las colocamos sobre una bandeja para horno, ponemos sal y pimienta negra molida al gusto y unas gotas de aceite sobre las patatas.
 *la pimienta negra molida se puede añadir o no, eso a vuestro gusto.
2- Introducimos la bandeja de las patatas al horno a 200ºC hasta que veamos que están casi hechas, al cortarlas en rodajas finas el tiempo de cocción no será mucho, con 15 minutos es suficiente, pero eso lo vais comprobando según vuestro horno.

3- Una vez que las patatas están casi hechas, sacamos la bandeja y ponemos encima la 1/2 lubina y la 1/2 dorada, sal-pimentamos, incorporamos el vaso de vino blanco, ponemos dos rodajas de limón sobre cada pescado, y podemos añadir el jugo de 1/2 limón.
*la pimienta negra molida se puede añadir o no, eso a vuestro gusto.
 *el zumo de 1/2 limón también es opcional, pero le da muy buen toque.
4- Una vez que tenemos la bandeja con todos los ingredientes volvemos a introducir al horno a 200ºC y el tiempo de cocción estará entre 10 ó 15 minutos, dependerá del tamaño de los pescados, pero no lo dejéis mucho más tiempo porque se os quedará muy seco.

5- Mientras se termina de hornear el pescado, picamos el perejil fresco y reservamos, pelamos los dientes de ajo y los cortamos en láminas e incorporamos a una sartén con aceite de oliva y añadimos unas cayenas, cuando esté el ajo un poco dorado sacamos del fuego y añadimos el perejil picado.
*sino tenéis cayena podéis hacerlo con unas rodajas de guindilla seca, viene a ser lo mismo, la cantidad es al gusto, pero con 2 ó 3 es más que suficiente, pero si os gusta más picante ya sabéis. 
6- Cuando la rustidera esté hecha sacamos del horno y sobre los pescados vertemos el sofrito que acabamos de hacer de ajos, cayena y perejil. Como el sofrito está muy caliente al echarlo sobre el pescado se termina de hacer, por eso es muy importante no pasarnos con la cocción al horno del pescado.
*importante añadir el perejil al sofrito justo cuando tengáis la bandeja del horno fuera, porque con el calor del aceite es más que suficiente, sino se os puede quemar el perejil, e inmediatamente vertéis el sofrito sobre el pescado.
7- Podéis sacar la bandeja a la mesa, o bien servir ya en platos individuales, si lo hacéis individualmente se puede verter el sofrito en cada ración y añadir un poco del jugo que quede en la bandeja y listo para COMER Y DISFRUTAR!!! 
ración de 1/2 dorada
ración de 1/2 lubina




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada